Normalmente hablamos del amor y nos ponemos “cursi”.

Pero a veces, la conversación se torna oscura. Porque para la mayoría de la gente, el amor incluye también un montón de amargura.

Y la siguiente “mini-película” expresa justamente ese sentimiento:

 

“Nunca encontrarás a la persona correcta. Una criatura así no existe. Estás solo y sin remedio. Nunca serás entendido. Los momentos de amor fueron solamente una ilusión. Hay algo “malo” contigo. Y con todo el mundo. La idea del amor nos distrae de una soledad existencial. Ahora vamos a pretender que no sabemos ninguna de estas cosas.”


A ver… una por una, esta es mi opinión:

“Nunca encontrarás a la persona correcta, una criatura así no existe”.

Quizás no la encuentres. Depende de cómo definas correcta. Esto puede cambiar con el tiempo -así que puede haber una persona correcta para ese momento. Depende también de qué esperabas de la relación -porque para amar solo necesitas a alguien. Para ser correspondido como esperabas… eso es otro tema.

“Estás solo y sin remedio”.

Estás totalmente rodeado de amor. Pero no siempre es fácil verlo o sentirlo. De hecho, es difícil verlo o sentirlo. Nuestra soledad depende no solo de nuestra perspectiva, depende también de nuestra capacidad de relacionarnos, y de levantar el teléfono y hacer una cita con alguien para pasar el tiempo juntos.

“Nunca serás entendido”

Puede ser. En cierto modo, ni siquiera me entiendo a mí mismo. Eso no quiere decir que no vale la pena intentarlo. Una de las frases de Ortega y Gasset que más me gustan: “Lo menos que podemos hacer, en servicio de algo, es comprenderlo.” Yo añadiría: o al menos intentarlo.

“Los momentos de amor fueron solamente una ilusión.”

Si llamaste a los momentos de enamoramiento, de mariposas en el estómago, o de felicidad porque alguien te quería de un modo que te hacía sentir valorado, entonces era una ilusión. Pero si hablas de los momentos en que alguien sacrificó algo preciado por ti, para hacerte feliz, y sin sentir que era gran sacrificio porque lo hacía lleno de amor, entonces quizás sí fue un momento de verdadero amor. Si fue un momento de genuina conexión, en donde cada uno velaba por el bienestar del otro de manera completa… también.

“Hay algo malo contigo. Y con todo el mundo”.

(Yo sé, es una traducción mala, pero no se me ocurrió una mejor forma de hacerlo)

Por supuesto, todos tenemos un lado oscuro. So what? También tenemos mucha belleza. En qué vas a concentrar tu atención?

“La idea del amor nos distrae de una soledad existencial”.

Las ideas del amor pueden confundirnos y distraernos.  El amor verdadero nos conecta profundamente.

Ahora… te toca compartir tu opinión 🙂