Hablemos desde el corazón. Y sin vergüenza.

 

La primera vez que entré en un cuarto de Yoga, no sabía NADA.

 

Cuando me doblaba hacia adelante, casi no llegaba a las rodillas.

Para mí, el Yoga era raro, pero fascinante.

Y la profesora, que parecía trabajar de contorsionista en un circo, era la autoridad absoluta.

 

 

En ella tenía que confiar totalmente, con mi cuerpo y mi salud.

Pero yo estaba tranquilo.

Ella seguro sabía todo lo que necesitaba saber de anatomía y fisiología para adaptar el Yoga a mi cuerpo, de un modo seguro y efectivo.

 

¿Cierto?

 

Pero algo curioso sucedió cuando empecé a enseñar Yoga. Tomó un par de años para darme cuenta que a pesar de tener un título de profesor…

No sabía lo que hacía

 

 

Así como lo lees.

El alineamiento en las poses era “porque así me lo enseñaron”.

Pero lo cierto es que no entendía bien por qué hacía o enseñaba las posturas como lo hacía, y no fue sino años más tarde, con mucho entrenamiento y experiencia, que empecé a entender.

Eso me da un poco de vergüenza -pero no puedo cambiar el pasado.

Mi forma de enseñar ha evolucionado muchísimo, y responde no sólo a entrenamiento dentro del mundo del yoga, sino de la fisioterapia.

Esta evolución se debe a preguntas que tú deberías preguntarte también.

 ¿Por qué hacer la postura así?

¿Qué debería sentir?

Si no entiendes el por qué y para qué de una postura, tampoco entenderás el cómo.

Lo cierto es que muchos profesionales del Yoga no han sido entrenados a preguntar eso del Yoga, y si tienen la suerte de hacer esas preguntas, no siempre tienen buenas respuestas.

 

¿Y si eso sucede con los profesores, qué de los alumnos?

Vulnerables de un modo que me incomoda, para serte sincero.

Porque a pesar de nuestro mejor esfuerzo, tu bienestar en el Yoga depende en gran forma de que sepas cómo adaptar tu práctica a tu cuerpo. Por eso creo que es hora…

 

De que tengas el poder sobre tu cuerpo.

Quiero compartir contigo ese poder, en un período de tiempo prudente para darte principios básicos que te den mucha más seguridad.

Dicen que hay más de 108 posturas de yoga, cada una con muchas variaciones… Si eso es cierto, tratar de aprender una por una tomaría una eternidad!

Pero no tienes que aprender todas las posturas.

Lo importante es que aprendas los PRINCIPIOS que rigen casi todas las posturas de Yoga.

“Es una práctica que te ayuda con dolencias!

Ahora tengo más conocimiento sobre lo que es el “Yoga”, sé más de las posturas, las secuencias y el tiempo que se debe hacer esta práctica para un principiante. Me sorprendió que que la postura perfecta es con la que te sientas cómodo. Full recomendado este curso de principios de posturas!

Yissell Quezada

“Se me ha hecho un vicio!, en el buen sentido de la palabra”

Luego de las primeras 10 clases he visto los múltiples beneficios del Yoga, he bajado alrededor de 5 kilos y mi cuerpo está más tonificado, he aumentado al doble mi flexibilidad y luego de cada sesión siento que mi cuerpo ha pasado por una reconfortante sesión de masajes.

Marcelo Quiroga

“Comparo el curso de Principios de Posturas con los vestidos hechos a la medida!!”

Son espectaculares: “te ves y te sientes divina tanto externa como internamente”.   La clase se ajusta tanto a la persona que tiene experiencia en yoga como a las personas como yo, principiantes, y el secreto de semejante flexibilidad está en  la forma tan sencilla-didáctico-práctica- en que se imparten las Clases.

Lee más

A pesar de estar basadas en principios científicos, Mijael las traduce en un lenguaje fácil de entender y aplicar, permitiendo experimentar y modificar las posturas a la medida de tu cuerpo.

Aprendes a escuchar y a sentir lo que te dice tu cuerpo que necesita, por lo tanto logras potencializar tus propios recursos para sacar el máximo provecho dándole bienestar, paz y tranquilidad a tu cuerpo y a tu alma.

Elvira Aponte

Tu guía en este proceso:

Mijael Brandwajn es quizás el profesor más reconocido del país, y el haber graduado a la mayoría de los profesores que enseñan en la actualidad le hace, a sus 36 años, una de las voces más influyentes del Yoga en Panamá.

Es una enciclopedia de conocimiento, gracias a su extensivo entrenamiento en los Estados Unidos.

Tiene más de 1,500 horas de entrenamiento  en diversos estilos como Vinyasa Yoga, Viniyoga, Yin Yoga, Yogic Arts y Yoga Terapeutico, además de Masaje Terapeutico, Shiatsu, Masaje Tailandés, Terapia Craniosacral, Programación Neurolinguística.

Pero su conocimiento viene en gran parte gracias a las más de 10 mil horas de enseñanza en clases a poblaciones de todo tipo, desde gente en prisión, personas con Parkinsons y triatletas de gran rendimiento.

Su personalidad está llena de entusiasmo por el Yoga, y su buen humor hace las clases no solamente divertidas, sino fáciles de seguir. Por último y no menos importante: Mijael es un educador por excelencia.

La docencia corre por sus venas, y tiene una estrategia de enseñanza que siempre está pensada en ayudarte a aprender!

Cuándo:

Todos los martes, de 6:30pm a 8.15pm

Desde 6 de febrero al 15 de mayo del 2018

Qué pasa si no puedes asistir a una sesión?

No te preocupes, todas las sesiones son transmitidas al grupo por Youtube Live, y grabadas para que las puedas acceder cuando desees. Aunque obviamente hay más beneficio si puedes venir en persona, no te perderás de nada!

¿Dónde?

En el Akila Yoga Insitute, en la Ave. Balboa con la Ave. Aquilino de la Guardia (es el mismo edificio del Hotel Hilton, pero la entrada es por el Bicsa, en la Aquilino de la Guardia).Piso 32, oficina 3207. Linda vista!

¿Cuánto?

Un solo pago: $250  (Ahorra $50)   |  3 pagos mensuales de $100

¿Cómo?

Para reservar tu cupo (se acaban todos los años, no esperes para el tuyo), aprieta el botón abajo, llena tu info, y luego realiza el pago.

INSCRÍBETE AHORA

No exagero cuando te digo: actúa ahora, los cupos son limitados.

Se te quiere,
Mijael